Lunes, 18 de febrero de 2008

MIRANDO A LOS OSCARS: Expiación (Atonement)

Se acerca la noche de los Oscars, una de las más esperadas del calendario de algunos cinéfilos, es mi caso. Es cierto que no deja de ser una gala frívola, en la que ni ganan ni están las mejores películas del año, pero tiene una magia especial que no tiene ningún otro acontecimiento. Calentando motores para la gala paso a comentar la única de las nominadas que he visto todavía (tengo pensado meterme las otras 4 esta semana, ¡que atracón Oscar! XD): Expiación. Esta semana pre-oscars es una de los momentos que más me gustan del año. Es una semana de nervios y emoción, de hacer el esfuerzo por ver todas las películas nominadas (quien nos iba a decir hace unos años que íbamos a tener ¡todas las nominadas en cartel!), de saberse bien quién está nominado, quiénes son los favoritos y de esperar con entusiasmo la velada del domingo. Sensaciones que se acaban el domingo con la gala y a esperar otro año más.

 

EL LIBRO:

Expiación se basa en la novela homónima de Ian McEwan, novela con la que este autor inglés ganó numerosos reconocimientos . Para algunos el mejor trabajo del británico y una de las mejores novelas de lo que llevamos de siglo. Para mí, un pedazo de libro. Lo aborde allá por octubre y me enganchó totalmente. Para algunos su prosa preciosista y minuciosa le da pesadez y lentitud al relato, para otros –entre los que me incluyo – es de una virtuosidad que te envuelve y atrapa. Digamos que McEwan es un autor que no suele dejar indiferente al lector y en Expiación tampoco lo hace. Pero vamos a la película, habitualmente no es fácil la adaptación de según qué novelas a la gran pantalla y en el caso de Expiación (Atonement) creo que es uno de esos casos en que el proceso es realmente complejo y salir airoso de ello es un triunfo, Joe Wright, el director puede estar bien tranquilo porque le ha salido una buena película.

 

SINOPSIS

¿De qué va Expiación? La trama se sitúa en el cálido verano del año 1935 en la mansión de la familia Tallis en la campiña inglesa donde todo parece rodar con una fácil inercia sólo interrumpida por incidencias domésticas de escaso interés y por el constante eco de los tambores de guerra, todavía lejanos hasta llegar al punto de inflexión de la trama que rompe la baraja. Típica representación de la burguesía rural, conformada por un alto funcionario de la maquinaria estatal y Emily, su esposa -prisionera feliz de un matrimonio sin amor; León, el heredero, Cecilia la hija mayor y Briony, la benjamina y narradora-protagonista. Estas forman junto con Robbie, el hijo de la sirvienta y protegido del Sr. Tallis, las figuras principales pero no las únicas.



 

COMENTARIO

 

La lectura general de la película es más que positiva. No será una obra maestra pero sí una excelente película. La primera parte de la película es mi favorita. El comienzo (que recuerda bastante el estilo del de Orgullo y Prejuicio, siguiendo a la protagonista y con el aderezo de la banda sonora y apenas diálogos) es vibrante, siguiendo a Briony en su recorrido por la mansión con el acompañamiento de la excelente banda sonora de Dario Marianelly, (nominado al Oscar por la misma). Esta primera parte, muy fiel al texto original, es muy dinámica se pasa volando y mantiene la tensión constantemente, sabes que algo va a pasar y esperas con ansiedad/temor a que lo inevitable ocurra. La composición y alternancia de las escenas de la fuente y de la biblioteca a través de los ojos de los diferentes protagonistas no puede estar mejor montada.




A destacar el papelón que hace Saoirse Ronan que interpreta a Briony Tallis, está sensacional, si digo que borda el papel creo que me quedo corta. Me alegro un montón que esté nominada al Oscar como mejor actriz de reparto, si hubiera justicia en este mundo se lo llevaría de calle (las quinielas no le dan ninguna opción pero, ¡mientras hay vida hay esperanza!). Como decía el montaje de las dos escenas es clave para entender lo que viene después: por un lado te metes en la piel de Briony y digamos que puedes llegar a entender su mal interpretación de los sucesos, por el otro, te haces cómplice de Cecilia y de Robbie, los jóvenes amantes que acaban de descubrir su amor. La trama se rompe con la acusación a Robbie de violación que testifica Briony . Es el punto de inflexión de la trama y también marca una nueva fase de la película. Nos trasladamos a Francia, plena Segunda Guerra Mundial donde nos reencontramos con Robbie y conocemos algo más de lo sucedido en los cinco años trascurridos tras la noche de su detención (su paso por la cárcel). El ritmo varía con el cambio de escenario, lo que antes era inmediatez marcada por el teclear de la máquina de escribir, se transforma en quietud, intimismo, desolación. El cambio del microcosmos de los Tallis al espacio abierto del campo de guerra supone esta variación en el ritmo narrativo. Particularmente fue la parte del film que más pesada se me hizo para lo que como contrapunto tenemos el recital visual que el director nos ofrece, imágenes espectaculares de las tropas en la playa y de los desastres de la guerra, y recital interpretativo de James McAvoy que brilla con luz propia en esta parte del film, dicho lo cual aún me estoy preguntando por qué no está nominado como mejor actor protagonista y cómo le pudo birlar el puesto el George Clooney, que mira que me cae bien, pero que últimamente está de un sobrevalorado que pa qué.


 

El ritmo perdido se recupera en la tercera parte, donde nos reencontramos con una Briony que ya ha dejado atrás la adolescencia y que trabaja en el hospital como enfermera, sin duda como una forma de purgar su culpa, siguiendo los pasos de Cecilia, su hermana mayor, que rompió la relación con la familia tras la detención de Robbie y que trabaja en Londres como enfermera jefe. Esta parte se vuelve nuevamente rápida, dinámica e intensa. La escena del reencuentro de Briony cara a cara con Robbie es genial, nuevamente James McAvoy estupendo, el momento “qué hace esta aquí” y, sobre todo, cuando le suelta “te voy a ser sincero, no sé si romperte el cuello o agarrarte y tirarte por las escaleras” chapeau! Vamos que me ha gustado mucho la interpretación del escocés . El final de la película a cargo de Vanessa Redgrave, interpretando a una septuagenaria Briony, pone el broche de oro. Si no se os escapa alguna lágrima en esta parte haceroslo mirar. La explicación de la novela dentro de la novela a cargo de una sublime Redgrave y su expiación a través de la misma son el culmen de esta estupenda peli.





 

A DESTACAR

 

-          La Banda Sonora, fantástica. Como comentaba el jefe forero de loqueyotediga (Coronado) nunca una máquina de escribir sonó tan bien, y es tal cual. A parte de este primer corte (Briony) la banda sonora está llena de matices, resumiendo excelente. Por lo que he leído en loqueyotediga, muchos la consideran como una de las mejores composiciones de los últimos años y es por ello la favorita en la gala de los Oscars. Espero que se lleve el premio (lo siento por Alberto Iglesias pero servidora chauvinismos tontos se permite los justos).



 

-          También quería comentar la elección del actor que interpreta a Paul Marshall en el film, que me ha parecido muy acertada, al igual que la de los gemelos y de Lola Quincey, no podrían reflejar mejor el espíritu del libro. El actor que encarna a Paul Marshall parece nacido para hacer el papel, esa mirada lasciva que se marca adelanta bastantes acontecimientos.

 

-          Me ha agradado especialmente todos los guiños al lector de la novela, detalles que para quien no la haya leído pueden parecer baladíes y que en la novela brillan con la minuciosa prosa de McEwan y que hace ilusión ver reflejados en la novela: desde la fila de animales perfectamente ordenados que abren el film en la habitación de Briony, los retoques en el espejo de Cecilia, etc., es decir, la increíble fidelidad al libro.

 




PASEN Y VEAN

Para completar la panorámica de Expiación dejo un par de videos. Dejo el estupendo reportaje de Días de Cine, el mítico programa de cine de TVE, que aunque se hecha de menos a Gasset y sus mordaces comentarios, Cayetana no lo hace mal y el programa conserva su calidad original. Y un par de trailers y el anuncio Gui?o

 


 

 

Dicho todo lo cual, sólo me cabe desearle suerte en la gala de los Oscars, la va a necesitar. En los principales premios parece que lo tiene negro, sólo en vestuario y Banda Sonora parecen que barrerá.


Tags: expiacion atonement

Publicado por ananula @ 20:36  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios