Domingo, 26 de febrero de 2012

         Creation, Jon Amiel (2009)          

Paul Bettany (Darwin) junto a su hija en la ficción en Creation (2009)

O cómo hacer que una película sobre Darwin decepcione porque no responde a los parámetros clásicos (y esperados) de un biopic. Parto de una premisa: Creation es una película injustamente vilipendiada e infravalorada, en mi opinión. Pero la culpa es de ella misma, de su propia naturaleza. No puedes hacer un biopic de Darwin y después centrarte en cómo se vio profundamente afectado por la muerte de su queridísima hija mayor y cómo esto afectó a su salud y, de fondo, a la propia redacción de su obra, “El origen de las especies”. Aunque la obra ocupa un lugar importante, el tratamiento tan personal de todo lo que la rodea adquiere tal relieve que a veces descoloca.

La película está espléndidamente interpretada. No se puede esperar menos de ese reparto, que encabeza el desaprovechado Paul Bettany (qué mal ha elegido este hombre sus proyectos en el último ¿lustro? siendo un actor estupendo). Jennifer Connelly, Tobey Jones, Jeremy Northam o Benedict Cumberbatch.

   Tobey Jones, Paul Bettany y Benedict Cumberbatch en Creation (2009)

Como puntos positivos, destaca lo bien que se exponen las presiones a las que se ve sometido a la hora de escribir la obra, tanto sociales como familiares/personales. Por una parte el rechazo de su esposa y de la Iglesia  a sus teorías (magistral cómo afecta la muerte de su hija al alejamiento de estos dos) y, por otro, las presiones de su círculo de amigos científicos, ateos, para que publicara la obra cuanto antes.

Se puede poner en su debe el tono de drama psicológico que a veces toma la cinta, resulta tan sugerente como desconcertante y contribuye a acercarte al Darwin hombre.

6,5/10.


Tags: creation, paul bettany, jennifer connelly, tobey jones, jeremy northam, benedict cumberbatch

Publicado por ananula @ 9:34  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios