Mi?rcoles, 17 de noviembre de 2010

? EL REY DEL JUEGO, Norman Jewinson (1965)? ?

?

Steve en 1965 ya ha forjado de?lleno su ic?nica imagen cinematogr?fica de tipo duro, de pocas palabras, al que intuimos por su mirada (?y qu? mirada!), sus gestos?y ante el que todas las chicas caen rendidas. El rey del juego, sin duda, contribuy? a asentar esta imagen. En ella, la incipiente estrella se ve?a las caras con uno de los?actores m?s populares del?cine negro de los a?os 30 y 40, E. G. Robinson. Casi nada. En pantalla protagonizan un duelo memorable y parece que fuera de pantalla tambi?n saltaron chispas entre ellos. Se cuenta que al veterano actor no le gustaban los modos esc?nicos de McQueen, forjado en el Actor?s Studio. Le molestaba?que no le mirara a los ojos en sus escenas juntos y sus muecas y gestos improvisados. No es m?s que un detalle de un?rodaje?muy complicado de principio a fin y lleno de leyendas.?La pel?cula, inicialmente, iba a ser dirigida por Sam Peckinpah. Los desencuentros entre el director y los productores en torno al gui?n dieron al traste con?su participaci?n. Peckinpah, encajado en el proyecto casi por obligaci?n, pretend?a un retrato s?rdido de los ambientes del poker en la ?poca de la Gran Depresi?n en Nueva Orleans. Los productores apostaban por una pel?cula con una vocaci?n m?s comercial en la que el tri?ngulo amoroso entre el protagonista y la chica buena y la chica mala,?rentabilizara?el creciente?tir?n de McQueen, con una popularidad ascendente despu?s de sus papeles en Los Siete Magn?ficos y La Gran Evasi?n, pel?culas que sin protagonizar hab?a capitalizado.?El referente era la exitosa El Buscavidas, que sobre el mundo del?billar hab?a protagonizado, poco antes, Paul Newman.?Tras la salida de Peckinpah y la llegada de Norman Jewinson, un a?n inexperto director, McQueen propuso la inclusi?n de algunas escenas de pelea (como las de los retretes) y?de acci?n que el actor protagoniz? ?l mismo (la persecuci?n inicial por las v?as del tren). A pesar de todos los avatares, el resultado fue notable. El rey del juego es considerada como, probablemente, la mejor pel?cula sobre el p?ker. Quiz? Peckinpah hubiera hecho m?s ?nfasis en los ambientes s?rdidos, en la psicolog?a de los personajes. Con todo, El rey del juego es una estupenda pel?cula, donde destaca la tensa y magn?fica partida de p?ker?(creo que el director de Casino Royale la vio. No son pocos los que apuntan al parecido f?sico de Daniel Craig con McQueen) con sus descansos y resoluci?n brillante. El reparto est? muy bien, desde Rip Torn, pasando por Karl Malden, Joan Blondell o Tuesday Weld. Con respecto a esta ?ltima, la chica buena de la pel?cula, tiene una qu?mica especial con McQueen. Ya hab?an trabajado juntos previamente en Soldier in the rain y, se dice, que fue una petici?n expresa de McQueen.

Si hay algo que se evidencia sin rubor en la pel?cula es que la c?mara quiere a McQueen. Se cuentan por decenas sus primeros planos. Muy cogida con pinzas la comparaci?n, me recuerda el amor de la c?mara por Delon?en Rocco y sus hermanos, quiz? all? m?s evidente. Creo que es una de las pel?culas en las que sale m?s despampanante (una palabra que se suele usar los chicos?para describir a?las chicas y sobre la que reclamo el derecho a usarla al rev?s)

9/10


Tags: steve mcqueen, Cincinnati Kid

Publicado por ananula @ 20:53  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios