Martes, 06 de abril de 2010
      Mallorca  0  -  Barcelona 1   



Comenzaré con una anécdota personal este comentario sobre el partido. Me acerqué al bar de al lado a ver el partido, bar con poco ambiente culé y poco ambiente futbolístico en general, mucha partida y parchís, salvo un par de deshonrosas excepciones. Vamos con las excepciones, empezada la segunda parte llegaron un par de niñatos maleducados que se dedicaron lo que quedaba de partido a insultar a Messi cada vez que cogía el balón y a gritar Villarato en cada falta que le pitaban a favor al Barça, extraordinario, algunas si que tenemos que aguantar verdaderas penitencias en estas fechas de la Semana Santa... ¿Alguna vez habéis tenido la tentación de pegarle un bofetón a algún niño desmadrado de estos? Realmente el bofetón se los merecen los padres que están educando a este despropósito de generación telebasura... No debería poder tener hijos cualquiera, tendría que estar regulado, por el bien de la sociedad y de los pobres niños, que en el fondo no son más que unas víctimas, reflejo del panorama poco edificante que tendrán que ver en casa. Una vez soltada la mala leche, vamos al partido.

 

Mallorca se presentaba como una de las salidas más complicadas del Barça. Y las expectativas se cumplieron. Victoria ajustada y sufrida del Barça. Comienzo del partido muy fuerte del Mallorca con unos diez minutos de empuje en los que el Barça apenas olió el balón. A partir de aquí, el Barça comenzó a dominar y a llegar con más o menos peligro. Activísimo Ibrahimovic, otra vez. Con un equipo con bajas importantes, sin Xavi y Messi en el partido, puntales importantísimos de este grupo, el sueco tomó protagonismo en un equipo muy trabajador, que me recordó un poco al Barça de Zaragoza aunque con un contrario mucho más fuerte y con la calidad en el mediocampo que da Iniesta. Tras el inicial arreón del Mallorca vino el arreón del Barça. Me gustó mucho Jeffren, también Pedro, ambos crearon peligro en sus acciones y combinaciones con Ibra, que cada vez que la tocaba arriba desequilibraba, ejemplo de ellos el par de disparos atajados por el portero, defensas o de disparos que llegaron cerca de la porteria mallorquinista. La máquina de fútbol barcelonista no funcionaba a pleno pulmón, pero creo ocasiones para adelantarse en el marcador mientras que el Mallorca se desinflaba un poco. Tendencia, esta última, que se mantuvo durante la primera mitad de la segunda parte. Entraron Xavi y Messi y la máquina se aceleró. El Barça quería, atacaba y el Mallorca, replegado, intentaba cazar algo a la contra. Aquí llegó el gol del sueco, oportunista, volvió a abrir una lata sin abrefácil, como la navarra. A partir del gol del Barça, el Mallorca se vino arriba, y la última parte del partido fue un frontenis del Mallorca contra la meta culé. Valdés inmenso y, nuevamente, decisivo. He de comentar que me está gustando mucho Milito, transmite fiabilidad y solidez en defensa, es de admirar cómo ha logrado salir de una lesión tan complicada y con tantos meses inactivo a tan alto nivel, chapeau. Otro que está siendo una revelación es Maxwell, muy incisivo en ataque y bastante correcto en defensa (sí, un par de pifias por partido por su banda siempre caen). Total, que era un partido al que dentro del equipo se le tenía mucho respeto, los aficionados también, y se logró una victoria corta pero valiosísima para seguir enganchados a la Liga.

      


Tags: barça mallorca 2010

Publicado por ananula @ 5:27  | Deporte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios