Jueves, 03 de diciembre de 2009

EL PARTIDO DEL MILENIO (¿?) Barça 1 - Real Madrid 0
 

Este pasado fin de semana, el domingo, vivimos un nuevo derby entre los dos grandes españoles. Me llama la atención (está mal que lo escriba a posteriori porque puede sonar a oportunista :S) el ambiente de miedo que existía entre una parte de la afición madridista y el de euforia entre parte de la culé. Me explico, si un partido es atípico, tradicionalmente, es el "derbi". Casi nunca se cumplen los pronósticos y los favoritos no vencen. Claro está, que la excepción queda muy cercana en el tiempo, el 2 a 6 en el Bernabeu del año pasado, donde la diferencia en el campo entre ambos equipos se hizo realidad... Lo que me llama la atención es la poca proporcionalidad en las "quinielas". El Barça venía de hacer un gran partido contra el Inter, parece que eso había hecho olvidar que el equipo llevaba un arranque de temporada pesado. No voy a decir que los engranajes no funcionaran, simplemente que los jugadores no estaban todavía en buena forma, y había hecho partidos bastante normalitos contra rivales sobre el papel inferiores. No creo que un partido bueno significara que el Barça estuviera a su mejor nivel ni mucho menos le colocará como favorito absoluto en el partido (el factor campo y el curriculo de pentacampeón). En cuanto al Real Madrid, parece que llegaba para hacer lo que pudiera, intentando dar la cara y a pillar algo si se diera la remota posibilidad. Sorprendente, llevan un comienzo de temporada impresionante, mal juego, sin duda, pero efectividad al máximo. Es un equipo con gran pegada, muy vertical, capaz de ganar a cualquiera (así lo creo, sólo necesita tener acierto, no buen juego), también de perder con cualquiera, es cierto. Tradicionalmente no se le da bien el Camp Nou, pero en esta última década ha tenido buenos resultados y han realizado buenos partidos. Resumiendo que yo tenía la sensación de que iba a ser un partido muy abierto donde la pegada sería decisiva, y en este sentido existía igualdad entre los equipos (con Messi e Ibrahimovic saliendo de la enfermería la pegada del Barça estaba al menos un poco perjudicada).  Más o menos fue así. El que marcó ganó.

Sobre el partido he leido estos días grandes crónicas que lo resaltan como un partido emocionante con gran fútbol y de los más emocionantes de los últimos tiempos. Estoy de acuerdo, sobre todo en esto último. En cuanto al gran fútbol no estoy del todo de acuerdo. Supongo que soy demasiado parcial, el Barça de la primera parte fue horroroso, impreciso, nervioso, fallón... eso sí luchador. Mi concepto de gran fútbol se asocia más a fútbol brillante y el Barça no lo estuvo en esa primera parte, y el Madrid hace tiempo que dejo de lado ese concepto, con lo cual... La segunda parte mejoró mucho en varios aspectos. Vimos un Barça más entonado, dominador con chispas de calidad hasta la expulsión de Busquets y el gol de Ibrahimovic, a partir de aquí controló el partido de forma racional, consciente de su inferioridad numérica. El Madrid en la segunda parte se fue diluyendo, dejando como más destacado un par de zarpazos contra la portería de Valdés. En resumen, gran partido sí, por emoción, por disputa. Espero que vengan derbis mejores, veremos si en el Bernabeu.

     

Y esto tengo que ponerlo porque casi se me saltan las lágrimas cuando lo ví (de la emoción)

     


Para terminar siempre suelo decir alguna chorrada, por si me ha quedado serio la entrada, quedar de gañana... la cuestión es que voy a confesar que me tiene obsesionada el Ibrahimovic, no se los porqués ni las razones, así es, cuestiones de la química.


Tags: barça

Publicado por ananula @ 23:12  | Deporte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios